Stampa
Visite: 1639

In onore dei decorati dell'Ordine dei Caballeros de Aguilar. Museo del Virreinato, Zinacantepec, Messico. 22 maggio 2017. Un grande riferimento ai valori massonici del Rito Scozzese Antico Accettato e una fotografia. Buona lettura e buona visione da Alain de Keghel e da ETICA Associazione Culturale.

MENSAJE DE ALEJANDRO CRUZ SANCHEZ, PRESIDENTE DE LA FUNDACION CABALLERO AGUILA, CON MOTIVO DE LA ENTREGA DE LA ORDEN CABALLERO AGUILA 2017.

Museo del Virreinato, Zinacantepec, México. Mayo 22 de 2017.

Honorable presídium,

Señoras y señores:

Saludo a todos los asistentes que nos hemos reunido el día de hoy en este recinto, junto al cerro de los murciélagos, que preserva parte de nuestra historia. Rememorar y practicar los ancestrales ritos nos pone en contacto con la naturaleza a la que hemos estado devastando.

La Fundación Caballero Águila celebra, reconoce y agradece a los nuevos hermanos investidos que, por sus acciones, han contribuido a engrandecer la raza humana. También expresamos nuestra gratitud a quienes los propusieron.

Hoy, 22 de mayo, con la inclusión de personalidades de otros países, hemos dado un gran paso que continuará con mayor firmeza y en esta fecha recordamos el natalicio de diversos personajes que han trascendido: Al escritor francés Gérard de Nerval, al trovador argentino Facundo Cabral, a la pacifista irlandesa, premio nobel de la paz en 1976, Betty Williams, al compositor y escenógrafo alemán Richard Wagner, al futbolista argentino-mexicano Mauro Boselli, al escritor y político chapaneco Emilio Rabasa, al historiador y naturalista estadounidense Peter Matthiessen, al intérprete shakespeariano Laurence Olivier, al historiador y cronista italiano Marin Sanudo, al político y activista de derechos civiles estadounidense Harvey Milk, al médico y escritor británico Arthur Conan Doyle, al intelectual y reformista social hindú Ram Mohan Roy y a la incansable actriz, cantante y luchadora social Rita Guerrero.

 

Son trece personajes como símbolo de este número sagrado entre los mexicas.

Antes de proceder a la entrega de las condecoraciones, quisiera compartir con ustedes algunas reflexiones sobre problemáticas álgidas que se están viviendo en el mundo, ante las cuales no podemos permanecer indiferentes.

Estoy convencido de que desde nuestra trinchera y en el ámbito de nuestras responsabilidades y posibilidades, debemos contribuir  a resolver, en lo posible, tal estado de cosas, y empezar a escribir una página más promisoria, más positiva, en la historia de México, del mundo y, por ende, en nuestra biografía personal.

El mundo ha cambiado radicalmente y seguirá cambiando, lamentablemente los cambios en la humanidad, en mayor medida se orientan a aspectos negativos que positivos. Que nos hacen retroceder como civilización.

Un breve recuento nos indica que estamos ante un mundo donde el cambio climático, la explotación y uso excesivo de los hidrocarburos, la deforestación, la erosión, los monocultivos, la contaminación en fábricas y ciudades, en mares y ríos, y las pruebas de armas nucleares, siguen afectando y terminando con ecosistemas.

Lo anterior ha traído como consecuencia una reducción notable de recursos indispensables para la vida de los seres humanos y las demás especies; como lo es el agua, bosques, tierras fértiles, aire puro, alimentos, entre otros.  

En el contexto económico internacional observamos como la economía especulativa ha crecido y manipula los mercados, mientras la economía real, la que sí produce bienes y servicios necesarios para la sociedad, se estanca e, incluso en algunos casos decrece. Unos pocos concentran la riqueza mundial.

En el ámbito del consumo constatamos, cómo gracias a la mercadotecnia y la publicidad, a la manipulación, se imponen (o aceptan sumisamente) pautas o estilos de consumo ajenos, que terminan trastocando la identidad cultural de muchos consumidores, quienes adquieren bienes y productos que no satisfacen necesidades prioritarias, pero que sí inciden en la destrucción de valores, tradiciones y costumbres propios de nuestras culturas tradicionales o locales.

En al ámbito político y económico mundial, persisten gobiernos y organismos internacionales, que siguen “orientando” los cambios en las estructuras políticas y económicas de los países, así como “recomendando” recetas de aplicación ortodoxa para que los países salgan “adelante”, aunque en realidad los hunden más.    

Vivimos en un mundo donde se destinan más recursos para la tecnología al servicio de la guerra que para la ciencia y la tecnología al servicio de la vida, son pocos los recursos canalizados para más investigaciones que lleven al desarrollo de vacunas y medicamentos que resuelvan, en definitiva, enfermedades crónicas que matan diariamente a millones de seres humanos.

Es hora de que los seres humanos entendamos que la economía y los gobiernos están para servir a las personas, para crecer como civilización, para trabajar a favor de un desarrollo integral, sustentable e incluyente.

Es tiempo de seguir avanzando como civilización, de trabajar con una óptica humanista, para que las enormes desigualdades, injusticias y desequilibrios en todos los ámbitos de la vida humana y planetaria, se vayan superando.

El reto es vivir en un mundo donde prevalezca la paz, donde todos los seres humanos puedan desarrollarse plenamente y  ser felices, un mundo que, de momento, nos pueda parecer ideal pero que, sin embargo, aunque difícil, no es imposible.

No permitamos más el debilitamiento del Estado mexicano y del Estado de Derecho en particular, no permitamos que se profundice la crisis de la civilización nacional, que las libertades se trastoquen y menoscaben, y  que, desde las esferas del poder, se perpetúe la indiferencia ante los graves problemas nacionales. Este es nuestro reto, este es nuestro compromiso.

Señoras y Señores:

Expresado lo anterior, es un alto honor entregar hoy la Investidura de la Orden Caballero Águila,  a un grupo de ciudadanos nacionales y extranjeros que, desde diferentes ámbitos de participación han destacado y, sobre todo, siguen contribuyendo para que nuestro mundo sea un lugar mejor, más promisorio, para desarrollarnos en lo personal,  profesional, y como sociedad.

Por su trayectoria y aportaciones relevantes se otorga la Presea Caballero Águila 2017 a:

Alain de Keghel, David Antón,  Héctor Buitrago, Dante Medina, Witzlin Adriana Morales Ortiz, Gerardo Martin Franco Castro, David Martínez Orozco, Alexandre García Mass,  Marcos Manuel Castrejón Morales, Octavio Rivas,  Mercedes Pons Faena, Víctor Ramírez Izquierdo, Jorge Andrés López Espinosa, Jesús Rafael Rodríguez López, Roger Alanís Errejón, Martin Ortega Murillo, Noemí Ruiz Jocobi, Ricardo Flores Hernández.

Se Otorga también, el Águila de Mando a Roberto Salgado Mejía.

Finalmente, expresó mi agradecimiento a todos ustedes, por su participación y asistencia para la realización de esta Ceremonia de Investidura de la Orden Caballero Águila.

Muchas gracias

 

 

 

Questo sito utilizza i cookies per migliorare servizi ed esperienza dei lettori.
Se decidi di continuare la navigazione consideriamo che accetti il loro uso.
Per ulteriori informazioni sui cookies e su come eventualmente disattivarli, clicca qui.